14/11/2022

Olympia dispone de una Unidad de Estética Corporal

El servicio de Dermatología y Medicina Estética de Olympia ha puesto en marcha la Unidad de Estética Corporal. Liderada por expertos que se encargan de realizar los diagnósticos clínicos más adecuados de las distintas alteraciones, así como de combinar los tratamientos médicos, estéticos con tecnología de vanguardia para abordar problemas de celulitis, grasa localizada, lindefema y flacidez corporal.

La doctora Sandra Álava Rabasa, especialista en Medicina Física y Rehabilitación y profesora del máster de medicina estética, responsable de la Unidad de Estética Corporal de Olympia, afirma que dispone de las técnicas más innovadoras e individualizadas para cada paciente ofreciendo soluciones para las distintas alteraciones asociadas al envejecimiento como las arrugas, las alteraciones del tono/textura de la piel y la flacidez.

La experta describe las diferentes afecciones de la piel, muy comunes e inofensivas, y las soluciones que aporta la unidad.

Celulitis o paniculopatía edematosa- fibroesclerótica

El término celulitis describe una alteración estética de la hipodermis caracterizada por edema intersticial y aumento del tejido graso. La celulitis se define como un trastorno local del metabolismo del tejido celular subcutáneo, un problema estético mundial que afecta independiente de su peso al 90% de las mujeres, presentándose después de la pubertad. Según la doctora Sandra Álava, entre los factores desencadenantes destacan los factores hormonales, factores vasculares, acumulación de toxinas, factores genéticos, raza y sexo.

"En Olympia lo abordamos de forma integral con radiofrecuencia Indiba, combinado con sesiones de mesoterapia corporal con productos que obtienen muy buenos resultados", asevera Sandra Álava.

Grasa localizada o grasa subcutánea

Tal y como explica la especialista la grasa subcutánea es la grasa no-visceral que se encuentra justo debajo de la piel en una región llamada hipodermis. La grasa subcutánea se distribuye de forma diferente en función del sexo. En el hombre el tejido adiposo es más prominente en la nuca, deltoides, tríceps, región lumbosacra y nalgas, y tiende a tener una acumulación adicional de grasa en la pared anterior abdominal. En la mujer la zona de mamas, nalgas, región epitrocantérica y las zonas laterales y anteriores de los muslos. "El tratamiento que utilizamos aquí se denomina intralipoterapia, que consiste en inyectar ácido desoxicólico (solución acuosa totalmente biocompatible), en combinación con el láser coolsculpting, que realiza una congelación del tejido graso localizado", señala Sandra Álava.

Flacidez cutánea corporal

La flacidez corporal es la consecuencia de la pérdida del tono y elasticidad de la dermis. De acuerdo a la doctora Álava, se debe a cambios fisiológicos que afectan a la estructura de la dermis y de los septum fibrosos del tejido celular subcutáneo. La flacidez corporal aparece cuando la piel pierde aspecto turgente y liso. Comienza a manifestarse a partir de los 40 años.

"En Olympia lo tratamos con procedimientos terapéuticos, aparatología con radiofrecuencia, ácido poliláctico o hilos tensores de polidioxanona para redensificar y producir mejora de la calidad cutánea", indica Álava Rabasa.


Dra. Sandra ÁlavaDra. Sandra Álava